El salón de Villa Miguela

Ocio y bla bla

Si hay una estancia en la que más tiempo se pasa en una casa ¡es el salón! En Villa Miguela estamos comprometidos en hacer que durante tu experiencia en nuestro hostel te sientas como en casa. Un espacio agradable, cómodo y en el que el descanso está garantizado. Pero… un hostel no es solo descanso, ¡es también una oportunidad perfecta para conocer a otros viajeros!

El salón de nuestro hostel en Santander es un espacio muy versátil. Aquí podrás relajarte viendo una película en la televisión, relajarte en los sofás o disfrutar leyendo tu libro favorito. Además, como sabemos que en un sofá siempre entra el hambre… disponemos de un espacio con máquinas expendedoras para que sacies todos tus antojos dulces y salados. ¡No hacemos distinciones! Y, por supuesto, no solo compartimos las habitaciones… ¡también el Wi-fi! En este espacio dispondrás de Wi-fi gratis a la máxima velocidad.

Comedor

Si hay comida de por medio, siempre es buen plan

Las mejores conversaciones se dan en torno a una mesa. Por ello, en Villa Miguela contamos con un comedor destinado a compartir las mejores anécdotas y experiencias de los viajeros que visitan nuestro hostel. En este espacio podrás realizar tu pedido en tu plataforma de delivery favorita y degustarlo plácidamente.

Además, disponemos de un espacio reservado para los work-alcoholic. Cuando te gusta tu trabajo es difícil desconectar y esto lo sabemos de primera mano en Villa Miguela… ¡nos encanta saber que la experiencia de nuestros huéspedes ha sido perfecta! Continúa trabajando durante tu viaje en nuestro work-office. La leyenda dice que las mejores ideas surgieron entre estas paredes…

Terraza

Algunos tienen sueños, nosotros tenemos las mejores vistas

Nuestro hostel en Santander no solo está ubicado en una localización privilegiada, también tiene unas vistas increíbles de la ciudad. Desde nuestra terraza superior obtendrás una visión panorámica de la ciudad, desde donde divisar la ciudad. Si buscabas la foto perfecta, ¡debes subir aquí!

Exteriores

Un soplo de aire fresco

El patio de mi casa es particular… ¡y el de Villa Miguela es perfecto! Para quienes buscaban un soplo de aire fresco, el corazón de nuestro hostel en Santander es nuestro patio. Un espacio privilegiado para disfrutar las vistas de Santander, ver el atardecer o conversar con otros viajeros al aire libre en una perfecta noche de verano.

Además, desde Villa Miguela nos hemos encargado de que nuestro hostel en Santander sea una experiencia única. Por ello celebramos conciertos, eventos y actividades en nuestro patio para asegurarnos de que nuestro hostel esté lleno de vida. Recuerda: Santander comienza aquí.